Isla de Mull, Iona y Staffa

Oban, Escocia
Una vez que dejamos atrás Fort William y Glencoe, nuestro siguiente destino fue Oban. Muchos viajeros optan por saltarse esta zona y ponen directamente rumbo a Stirling, mi recomendación es que si tenéis días suficientes no os perdáis los alrededores de Oban, sobre todo para visitar la Isla de Mull, Iona y Staffa.

Isla de Iona, Escocia
En un principio, estudiamos la posibilidad de reservar el ferry para poder llevar nuestro coche y visitar la Isla de Mull por libre. Sin embargo, como queríamos ver Staffa, y esta visita sólo puede hacerse contratando un tour, hicimos cuentas y no salía tan mal contratar la actividad para todo el día con StaffaTours. Nos recogieron a las 9:50 en la terminal de ferrys y pusimos rumbo a la Isla de Mull. La recorrimos en autobús haciendo algunas paradas hasta llegar a Fionphort, donde nos esperaba otro ferry para visitar después por libre la Isla de Iona. Aquí nos dan tiempo libre y podemos visitar la abadía, incluída en el Explorer Pass, o llegar hasta las tranquilas playas de la isla.

Isla de Staffa, Escocia
Sin embargo, la mayor atracción del día fue la visita a la Isla de Staffa, una construcción espectacular con geometrías muy similares a la Calzada de los Gigantes situada en Irlanda. El barco que nos llevaba hasta allí salía desde la Isla de Iona y en el camino hasta Staffa tuvimos la suerte de ver delfines nadando a nuestro lado. Una vez en la isla, disponíamos de tiempo de sobra para poderla explorar, las mayores atracciones son la Cueva Fingal e ir en busca de los frailecillos (o puffins), una especie de ave autóctona que anida en los acantilados de la isla. Aunque todas las visitas nos gustaron, sólo la visita a la Isla de Staffa ya vale de sobra la pena para hacer una noche en Oban. La excursión termina sobre las 19:30.

No hay comentarios on " Isla de Mull, Iona y Staffa "

Escribe tu mensaje