St Andrews, Palacio Scone y Castillo Dunnottar

Castillo de Dunnottar, Escocia
Después de pasar tres días en Edimburgo nos toca coger el coche y echarnos a la carrtera para explorar otros rincones de Escocia. Las rutas desde aquí son innumerables, hay quien pone rumbo al oeste haciendo parada en Stirling o hacía el centro del país pernoctando en Pitlochry, nosotros hemos decidido subir por la costa del Mar del Norte hasta Aberdeen, haciendo parada en St. Andrews, Perth y Stonehaven.

Saint Andrews, Escocia
En otra entrada os doy algunos consejos para alquilar un coche en Escocia, nosotros reservamos a través de RentalCars con InterRent. Elegimos un alquiler con límite de kilometraje, nos salía más barato y haciendo cálculos no nos pasabamos con el planning que teníamos. Para ahorrar algo más, nos obligaban a recoger el coche y devolverlo en el aeropuerto, así que tuvimos que llegar hasta allí de nuevo el autobús Airlink 100, cuando llegamos a Edimburgo compramos el billete de ida y vuelta y nos salió un poco más barato. La primera toma de contacto con el coche y el entorno se hace un poco rara, pero no tardamos en acostumbrarnos y poco a poco se coge confianza. Desde el aeropuerto pusimos rumbo a Saint Andrews, que nos llevó algo más de una hora. Os recomiendo aparcar en North St., South St. O Market St., encontrareis todo tipo de locales para comer y quedan más o menos en el centro del pueblo. El estacionamiento está regulado con parquímetros y permite estacionar hasta dos horas, luego hay que renovar el ticket. Desde allí se puede llegar paseando hasta la Catedral y el Castillo, ambos accesibles de forma gratuita si disponéis del Explorer Pass. Desde allí os recomiendo dar un paseo hasta el Royal & Ancient Golf Club y explorar su famosa playa, donde se rodó la película "Carros de Fuego".

Castillo de Glamis, Escocia
Después de comer en el centro salimos hacia Perth, que se encuentra a una hora de camino. No sé si fue el tiempo, que no acompañaba, pero nos pareció una parada totalmente prescindible, un pueblo feo y desapacible, pero de todas formas pillaba de paso y no nos desviaba de la ruta. La próxima parada era el Palacio de Scone, que se encuentra a escasos kilómetros de Perth, lugar donde antiguamente eran coronados los reyes de Escocia. Vuelta al coche, esta vez para llegar hasta Stonehaven, o más concretamente hasta el Castillo de Dunnottar, para mí unas de las mejores panorámicas de toda Escocia, un lugar totalmente mágico que no recomiendo perderse a nadie. Depende cómo vayáis de tiempo, en el camino se podeis realizar una parada para visitar el Castillo de Glamis o Kirriemuir, el pueblo que vio nacer al creador de Peter Pan. Los alojamientos que encontramos en Stonehaven eran bastante caros, así que decidimos conducir hasta Aberdeen, a menos de media hora, y hacer noche allí. Nos alojamos en el Skene House Hotel Suites Holburn, que nos salió a 55£ la noche, el más barato del viaje. Un alojamiento perfecto, el personal atento, las habitaciones muy grandes y limpias, parking privado gratuito y un par de cervezas incluidas en la habitación, totalmente recomendado.

No hay comentarios on " St Andrews, Palacio Scone y Castillo Dunnottar "

Escribe tu mensaje