Pamukkale, los travertinos, la Hierápolis y Kusadasi

Nos hospedamos en el Hotel Pamukkale, un alojamiento humilde, familiar y francamente acogedor, de hecho fue nuestra estancia más barata de todo el viaje y no por ello la peor. Ya desde España su dueño respondió a todas nuestras dudas y una vez allí vino a buscarnos a la parada del autobús cuando llegamos para ayudarnos a llevar las maletas hasta el hotel, todo un detalle. Amanece en Pamukkale, y nos toca madrugar de nuevo para evitar las visitas organizadas que inundarán el pueblo más tarde. Este lugar truncaba bastante nuestra ruta pero todo el mundo dice que no puedes pasar por Turquía sin visitarlo, realmente es un paisaje difícil de ver en cualquier otra parte del mundo.

Si llegáis desde el pueblo, como nosotros, utilizaréis la entrada que asciende a través de los travertinos, hay otras dos por donde llegan los autobuses pero no permiten ascender por las fantásticas formaciones que hacen famoso a Pamukkale. Desde el hotel tuvimos que andar escasos 5 minutos para llegar hasta dicha entrada y tras pagar 20LT y descalzarnos comenzamos la visita. Existen zonas "de baño" controladas donde además podréis embadurnaros de bicarbonato de calcio. Una vez atravesados los travertinos se pueden visitar los restos de la ciudad de Hierápolis. Aquí también existe un club donde podemos aprovechar para bañarnos en las aguas termales que fluyen de la montaña. Un par de horas o tres son suficientes para visitar Pamukkale con tranquilidad. Si habéis llegado hasta aquí en coche, y dependiendo de vuestro destino, podéis aprovechar además para visitar Afrodisias.

En nuestro caso tocaba volver a Denizli para coger un autobús con Pamukkale Turizm con destino a Kusadasi. A media tarde llegamos a Kusadasi, donde nos hospedamos en el Palmera Hotel. En un principio buscamos hospedarnos cerca de la Playa de las Damas (Ladies Beach) pero preferimos estar algo más cerca del centro y este hotel nos pareció bastante tranquilo. Aunque estábamos un poco cansados de los traslados, nos dimos un baño en la piscina y salimos a dar un pequeño paseo y explorar la zona del puerto y la torre bizantina. Cenamos algo y volvimos al hotel a descansar, el viaje se acaba y mañana teníamos nuestra última cita con la cultura clásica.

4 comentarios on " Pamukkale, los travertinos, la Hierápolis y Kusadasi "

  1. Me ha parecido muy interesante tu blog. Yo también hice la costa oeste y ahora nos toca Turquia. Pasaremos un día completo en Pammukale. Pregunta: ¿sabes si pagando la ntrada puedes salir y volver a entrar al parque? Muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola Inma, me alegro mucho que te haya servido el blog. No recuerdo si se podía entrar y salir, nosotros lo visitamos hasta medio día y luego salimos hacia Kusadasi. Si puedo ayudarte con cualquier otra cosa no dudes en preguntarme.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por el blog, muy bien explicado todo!!!
    Te fijaste si existia algun transporte publico que conectara selcuk-afrodisias-pamukkale??

    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  4. Buenas,

    Creo que más de una compañía de autobús operaba esa ruta, pero no recuerdo cuales. Me suena que Pamukkale Turizm, mira en su web a ver.

    Un saludo.

    ResponderEliminar