Llegada a Capadocia: Göreme y Uçhisar

Comienza la segunda parte del viaje, la que nos lleva a Capadocia, un paisaje difícil de encontrar en ningún otro lugar del planeta. Aunque para nosotros la opción óptima hubiera sido viajar hasta Göreme, que es donde nos hospedamos, los horarios de las compañías de autobús nos obligaron a tener que hacer la parada en Kayseri. Nuestro autobús desde Estambul llegó puntual a las 9:00 de la mañana. En Kayseri habíamos reservado un coche a través de EconomyCarRentals, que nos dio la reserva con la empresa local CircularCarHire. La recogida debía realizarse en sus oficinas, pero unos días antes nos pusimos en contacto con ellos para ver si podían acercarnos el coche a la estación y no tuvieron ningún problema. Solicitamos el coche de gama más baja, que era un Hyundai Getz o similar y nos entregaron un Renault Symbol prácticamente nuevo. Sin ninguna incidencia repostamos (vaya palo!) y pusimos rumbo a Göreme. Seguramente os pueda ayudar mi experiencia con las compañías de alquiler de coches en Turquía a la hora de elegir la que más os convenga.

Göreme es un pueblecito increíble, me encantó su colorido y las casas aprovechando las rocas. Nos hospedábamos en el Hotel Ariarathes, que recomiendo totalmente. El dueño, Chetin, estaba esperándonos en la puerta a nuestra llegada y nos trató francamente bien. Las habitaciones eran perfectas y el desayuno se tomaba en la azotea, con unas vistas preciosas del resto del pueblo. Después de registrarnos compramos algunas provisiones y pusimos rumbo al museo al aire libre (15LT). Es muy fácil llegar, está perfectamente indicado y no lleva más de 15 minutos desde el centro del pueblo, aunque recomiendo llevar agua para la caminata porque el sol pega de lo lindo. Para aprovecharlo mejor os recomiendo llevar algún mapa impreso y así no os saltaréis ninguna de las cuevas e iglesias del recorrido. Si tenéis tiempo y ganas de vuelta al pueblo se pueden visitar un par de iglesias en el Valle de Kiliclar sin necesidad de desviarse mucho.

Entretanto nos ha dado el medio día, así que buscamos un lugar para comer. La diferencia de precios es notable con lo que habíamos visto hasta ahora en Estambul, y la comida sigue siendo exquisita. Por la tarde cogimos de nuevo el coche para visitar Uçhisar, que está a escasos kilómetros de Göreme. Quizá no sea objetivo porque Capadocia me enamoró, pero este pueblo tiene un encanto especial. Construido en una colina y coronado por su castillo, permite tener una panorámica increíble de toda la zona. Además, crea una estampa preciosa en los amaneceres. Visitamos el castillo y a la salida había algunos puestos de souvenirs donde, por unos pocos euros, compramos regalos para casi toda la familia. Además el calor nos obligó a tomarnos una Efes bien fresquita. De vuelta a Göreme tenemos el Valle de las Palomas (Pigeon Valley) a la derecha y el Valle del Amor (Love Valley) a la izquierda. En el planning inicial teníamos pensado realizar alguna ruta por esos valles o incluso visitar algún pueblo cercano como Avanos o Nevsehir, sin embargo estábamos bastante cansados y preferimos tomar algo en Göreme y disfrutar de sus tiendas y su gente.

No hay comentarios on " Llegada a Capadocia: Göreme y Uçhisar "

Escribe tu mensaje