Gran Bazar, Sultanahmet y crucero por el Bósforo

Nuestro segundo día en Estambul ya se planteaba más intenso. Las visitas del día comienzan en el Gran Bazar. Muchas personas dicen que puedes comprar cualquier cosa allí, a mi personalmente me pareció que los tenderos aprovechan para inflar bastante los precios y asegurarse el regateo, aunque seguramente haya artículos que sólo se puedan encontrar en este magnífico mercado. Comparado con otros mercados árabes como Marruecos o Egipto este está muy occidentalizado. Llegamos pronto subiendo por la calle Divan Yolu desde Sultanahmet y la verdad que se agradece porque puedes pasear por las calles del mercado sin estar envuelto en una masa de turistas y gritos. El Bazar se divide en zonas dependiendo del tipo de productos que se venden, lo mejor es llevar un buen mapa, aunque a mí personalmente me gustó perderme por sus patios. También recomiendo pasear por los alrededores para poder disfrutar de las puertas de acceso al mercado y las callejuelas aledañas. Aunque yo no lo visité, muy cerca del Gran Bazar se puede disfrutar del Bazar de los Libros. También he de decir que me sorprendió que las casas de cambio de divisas (Döviz) del Bazar dieran el mejor cambio de los que vimos en la ciudad.


Una vez fuera del Gran Bazar, tomamos de nuevo la calle Divan Yolu, prestando está vez un poco más de atención a lo que nos rodeaba. De vuelta a Sultanahmet nos dirigimos a Santa Sofía (Haghia Sophia), que tiene un coste de 25LT, si se van a visitar más monumentos puede estudiarse la posibilidad de comprar el Museum Pass, en nuestro caso no nos salía a cuenta. La catedral es bastante bonita, lástima que hubiera un gran andamio cubriendo una parte de la misma en el interior debido a obras de restauración. Tened cuidado de no perderos el piso superior, me di cuenta que mucha gente pasaba de largo sin subir. Desde aquí pusimos rumbo a la Mezquita Azul, al otro lado de la plaza. Esta mezquita es imponente y la vista parece una postal. La entrada a la misma es gratuita y las mujeres deben cubrirse los hombros y las piernas, en la entrada ofrecen pañuelos de manera gratuita para ello. Antes de comer todavía nos quedaba tiempo para dar una vuelta por la plaza del hipódromo y bajar hasta la pequeña Santa Sofía. Teóricamente íbamos a visitar la Basílica Cisterna pero se nos fue el santo al cielo, no dejéis de hacerlo porque es una de las cosas de Estambul que más me gustó.

Después de comer y descansar poco en el hotel volvimos a bajar hasta el Puente Gálata para hacer el crucero por el Bósforo. Nuestra idea era hacer el crucero "corto", que dura una hora y media y va hasta el segundo puente y vuelve al muelle de Eminönü. En Estambul creo que no hay nadie tan insistente como los vendedores de cruceros, te lo ofrecerán de todos los colores (nunca por menos de 15€ por persona) pero nosotros teníamos claro buscarlo por nuestra parte. En la parte derecha del Puente Gálata, visto desde Sultanahmet, salen los cruceros de Turyol, empresa que lo ofrece por 12LT por persona y que yo llevaba mirados desde Madrid. Sin embargo en la parte izquierda nos cruzamos con un letrero donde los ofrecían a 10LT y nos subimos. Os recomiendo estar listos e intentar conseguir sentaros lo más cerca de los bordes del barco para poder disfrutar mejor de las vistas.

Para terminar el día queríamos llegar a Üsküdar, pero el crucero en el que viajábamos no paraba allí, simplemente en Eminönü, así que tuvimos que coger de nuevo el ferry y cambiar de continente. Para viajar en transporte público en Estambul lo más cómodo es la Istambulkart, a la que sacaremos rendimiento con unos cuantos viajes. Tomamos el ferry y en menos de 20 minutos estábamos en Üsküdar. Aunque hay algunas mezquitas que pueden resultar interesantes, nosotros nos encaminamos hacia la Torre Leandro siguiendo el Cuerno de Oro hasta llegar a una zona habilitada con cojines y alfombras desde donde se puede disfrutar de unas vistas magníficas del atardecer de la ciudad. El acceso a las alfombras es gratuito, y aunque existen un par de chiringuitos en las inmediaciones no es obligatorio consumir nada. Recomiendo esta visita a Üsküdar, es un momento de relax y las vistas son muy buenas de la ciudad.

No hay comentarios on " Gran Bazar, Sultanahmet y crucero por el Bósforo "

Escribe tu mensaje