Tokyo: Tsukiji, Ginza, Roppongi y Odaiba

Mercado del pescado de Tsukiji
Comienza nuestro segundo día en Japón, ayer como ya os conté disfrutamos de Shinjuku. Debido al planning que hemos preparado para hoy decidimos comprar el abono de 1 día para las líneas de Metro Toei, os recuerdo que con él podemos coger las líneas A, I, S y E todas las veces que queramos. Desde la puerta del hotel tomamos la línea Oedo desde Higashi-Shinjuku hasta Tsukijishijo (salidas A1 y A2) para visitar el famoso mercado del pescado. La hora para iniciar el día dependerá de si queréis ver las subastas de pescado, para lo que habrá que madrugar y estar allí sobre las 6AM, o simplemente de disfrutar del movimiento de la lonja y poder saborear un fantástico desayuno de sushi fresco, para lo que podemos llegar un par de horas más tarde sin problema. Después si vuestro itinerario lo permite podéis dar un paseo por los jardines Hama-rikyu.

Barrio de Ginza en Tokyo
Desde Tsukiji se puede llegar dando un pequeño paseo hasta Ginza, el distrito con las tiendas de las marcas más exclusivas, algo así como la Quinta Avenida de Tokyo. Aunque nosotros fuimos un viernes, si aprovecháis para realizar esta visita en fin de semana la calle Chuo Dori y otras colindantes se cierran al tráfico y hay quien dice que es más agradable pasear por allí. El centro neurálgico del barrio es el cruce donde se encuentra el edificio Wako con su gran reloj, uno de los más representativos de Ginza. Desde aquí podéis establecer un planning para visitar las tiendas y almacenes que más os gusten: Abrecrombie & Fitch, Apple Store, Mitsukoshi… Además si queréis juguetear con las últimas novedades de Sony podéis hacerlo en el Sony Building, donde otro de los atractivos son los acuarios que tienen en la planta baja. Si os gustan los relojes se os hará la boca agua con la cantidad de boutiques que se arremolinan en tan poco espacio: Rolex, Breitling, IWC, Audemars Piguet, Tag Heuer... En la zona se puede visitar el teatro Kabukiza pero en el momento de mi visita se encontraba en obras, así que poco os puedo hablar de él.

Barrio de Roppongi en Tokyo
Justo al lado del Kabukiza se encuentra la estación de Higashi-Ginza, desde donde llegaremos hasta Roppongi a través de las líneas Asakusa y Oedo. Roppongi es la zona de marcha nocturna por excelencia en Tokyo, de hecho para muchos el barrio puede ser prescindible para visitarse durante el día ya que carece de los atractivos turísticos de otros barrios de la capital. Nuestra primera parada fue el Tokyo Midtown, que alberga el edificio más alto de Tokyo (sin contar sus torres) y después hicimos una parada en el parque Hinokicho, muy pequeño pero con encanto. Desde aquí podemos bajar para explorar las galerías de Roppongi Hills y ver de cerca la Torre Mori, que permite subir a su mirador y disfrutar de unas magníficas vistas de Tokyo. De este paseo se sale ligeramente la visita al santuario Hie, sin embargo lo recomiendo.

En este punto según estén vuestras piernas tenemos dos opciones, podemos coger de nuevo la línea Oedo hasta Akabanebashi aunque nosotros decidimos bajar dando un paseo hasta llegar a la Torre de Tokyo. Justo enfrente de la torre tenemos un parque con el templo Zojoji, enclavado en un parque con un aspecto bastante tétrico a medida que cae la tarde. Volvemos de nuevo a la estación de Akabanebashi para ir hasta Shiodome, desde donde tomar el Yurikamome para llegar a Odaiba. El Yurikamome es un tren que cruza la bahía por el piso interior del Rainbow Bridge y cuyo precio no entra dentro del abono que habíamos comprado por lo que lo pagamos con la Suica.

Barrio de Odaiba en Tokyo
Os recomiendo visitar Odaiba al caer la tarde, las vistas iluminadas del puente son impresionantes. Nuestra primera parada fue la playita desde donde podemos tirar algunas fotos típicas y ver un montón de parejas de japoneses resguardándose en la noche para demostrarse su amor. Después disfrutamos de los centros de entretenimiento de la isla: Tokyo Decks, Aquacity, Diver City y Pallete Town. En sus alrededores tenemos algunos puntos bastante visitados por los curiosos como son la mini Estatua de la Libertad, el gran Gundam o la exposición Toyota Megaweb, además os recomiendo dar una vuelta por los enormes recreativos y pasar un buen rato viendo a los japoneses disfrutando de una gran cantidad de extraños juegos.

En las últimas plantas del Tokyo Decks hay multitud de restaurantes donde cenar prácticamente de todo. Otro opción que os propongo es volver a Roppongi para cenar en el restaurante Gonpachi, que es famoso porque Tarantino se inspiró en él para rodar una de las escenas de la película Kill Bill. La persona que estaba a cargo en ese momento, Darío, tenía raíces de Sudamérica, hablaba español perfectamente y nos dio un trato muy bueno.


No hay comentarios on " Tokyo: Tsukiji, Ginza, Roppongi y Odaiba "

Escribe tu mensaje