Kyoto: Kinkakuji, Uzumasa y Arashiyama

Templo de Kinkakuji
Parece que fue ayer cuando llegamos a Kyoto y ya estamos en nuestro último día aquí. Hemos madrugado para aprovechar al máximo el día ya que tenemos que volver a Tokyo para pasar nuestra última noche allí y salir mañana de nuevo hacia España. Hemos cogido el autobús desde la estación de Kyoto hasta el templo Kinkakuji para comenzar las visitas del día. Después de visitar el pabellón dorado hemos bajado por la calle Nishioji visitando los santuarios Wara Tenjin, Hirano y Kitano Tenmangu, recomiendo especialmente este último ya que es gratuito y estaba muy animado.

Desde aquí volvemos de nuevo a la senda Kinukake-no-michi topándonos en el camino con el templo Toji-in para llegar finalmente al Ryoanji y visitar su famoso jadrín de piedra, donde había leído que proponen encontrar el punto desde el que se pueden ver las 15 piedras del mismo, lo encontramos, no digo desde donde, a vosotros os dejo probar. Desde aquí la siguiente parada es el templo Ninnaji, otro de los mejores para visitar de la zona, y una vez visitado bajamos un poco más hasta encontrar el complejo que alberga varios templos entre los que destacan Myoshinji, Torin-in y Taizo-in. Desde aquí nos fuimos a coger el tren de la línea JR Sagano en la estación de Hanazono para visitar Arashiyama, aunque se puede alargar el paseo hasta la estación de Uzumasa y visitar los templos Hokongo-in y Koryuji por el camino.

Bosque de Arashiyama
Desde cualquiera de las dos estaciones anteriores tomaremos el tren hasta Saga Arashiyama. Desde la estación lo mejor es empezar el paseo bajando hasta los templos Hogon-in y Tenryuji. Si decidimos entrar en el Tenryuji tomando la salida norte apareceremos directamente en el bosque de bambú, sin embargo si decidimos no entrar simplemente tendremos que subir un poco y tomar la senda poco después del templo Kogenji. Recomiendo encarecidamente este paseo, a mí me ha encantado y la verdad que el bosque de bambú es impresionante. Durante este paseo nos encontraremos con el santuario Nonomiya y los templos Jojakkoji, Nison-in y Gioji. A esta altura nosotros decidimos volver para la estación visitando de camino los templos Hokyo-in y Seiryoji, aunque si se dispone de tiempo se puede completar el paseo siguiendo un poco más al norte para visitar los templos Danrinji, Adashino Nenbutsuji y Daikakuji.

Torre de Kyoto
Tras esto volvimos a la estación de Saga Arashiyama para tomar el tren hasta la estación de Kyoto. Antes de recoger las maletas aprovechamos el ticket que nos regalaron en el hotel para acceder gratis al mirador de la Torre de Kyoto, las vistas son asombrosas y en caso de subir recomiendo hacerlo de día. Daba un poco de nostalgia divisar a lo lejos todos los templos que habíamos visitado estos últimos días, pero es un gran recuerdo como última vista de la cuidad. Maletas en mano nos fuimos a la estación de Kyoto a coger el Shinkansen para Tokyo. De vuelta en la capital nos dirigimos a Ikebukuro para pasar nuestra última noche en el Kimi Ryokan, alojamiento que recomiendo totalmente, las habitaciones son fantásticas y el personal habla inglés y es muy atento. Para lo que quedaba de día simplemente nos dio tiempo a dar una vuelta por Ikebukuro para cenar y disfrutar de su colorido ambiente.


No hay comentarios on " Kyoto: Kinkakuji, Uzumasa y Arashiyama "

Escribe tu mensaje